Marcelo Longobardi: "Lo que pasó con el exjuez Moro es muy triste para la democracia argentina"

LA NACION

"Estamos bastante espantados inclusive en Argentina con el hecho de que muchos casos de corrupción no avanzan", consideró Longobardi

Marcelo Longobardi se refirió a la decisión de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) de cancelar una charla programada para el 10 de junio que tenía como principal orador al exjuez y exministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, tras las presiones de algunos referentes del kirchnerismo más duro.

App CuidAR: cómo descargar el nuevo permiso obligatorio para circular

"Lo que pasa con el tema de Moro es muy triste para la democracia argentina", afirmó el conductor de Cada mañana (Radio Mitre), después de leer un fragmento de un documento, perteneciente a Jorge Fontevecchia, el impulsor de la charla con el investigador del caso de corrupción más famoso del Brasil de los últimos tiempos, conocido como "Lava Jato".

"Qué triste es ver que no podamos entendernos; ni siquiera escucharnos", leyó Longobardi y sostuvo que la cancelación "es muy triste para la democracia argentina, nos guste o no nos guste la persona".

Aun cuando manifestó tener "una sensación ambivalente con el señor Moro porque ha jugado un papel bastante triste como ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro", el periodista consideró que "su papel en el Lava Jato fue crucial: fue el gran investigador de un asunto tan grave como Odebrecht, un caso de corrupción que ha atravesado toda América Latina, con excepción de Argentina, en donde acá parece que no hubiera pasado, parece que pasó pero no pasó".

El duro comentario de Marcelo Longobardi, "la Argentina se acerca a un colapso"

"Estamos bastante espantados inclusive en Argentina con el hecho de que muchos casos de corrupción no avanzan o que el presidente Alberto Fernández interviene para moderarlos o para cambiarles el rumbo, pero no estamos discutiendo las causas que ni siquiera se investigaron, por ejemplo esta. No me quiero ni imaginar lo que fue en el caso argentino Odebrecht, como ocurrió por ejemplo con Perú, con Ecuador o con el propio Brasil", desarrolló.

"Realmente es una verdadera 'lástima'. Yo diría que es mucho más grave que eso", finalizó.